Romántica y ardiente noche con dos pijas

El día de ayer sí que tuve la más ardiente y excitante noche, todo empezó cuando salí del curro y fui a un bar donde me puse a beber por la infidelidad de mi esposa, pero un clavo saca a otro clavo, ya que dos hermosa y deliciosa pijas se acercaron a la barra y muy sonrientes se me quedaron viendo.
Así que aproveche y las invite a unos tragos bebimos no se cuanto pero esto nos ayudo a que termináramos en la habitación de un hotel teniendo sexo los tres, estas dos hermosas y ardiente pijas si que son unas diosa follando juntas.